Hace 40 años

Hace ya 40 años que España inició una aventura deseada y necesaria, alabada por todos pero que con el paso del tiempo, ha perdido todo encanto e ilusión, el juego de la democracia.

Con esto, vaya por delante, no estoy en contra de ella, muy al contrario, este blog pretende recuperarla, pues aunque los políticos se empeñen no es el acto de votar cada cuatro años, es mucho más, es la esencia de una sociedad, palabra esta que utilizo por lo que significa, no por su utilización.

Un 20 de Noviembre de hace 40 años, todos nos levantamos con el miedo en el cuerpo y unos ilusión por una nueva etapa y otros de pena, por lo que perdían o porque perdían eso en lo que creían honradamente.

Tuve la inmensa suerte de vivir desde la infancia/adolescencia ese momento, y no sufrir lo que mis padres tuvieron que sentir, personas de bien que no se metían con nadie pero que sabían que el momento era difícil, muy difícil.

Fueron tiempos complicados pero muy apasionantes. Todos jóvenes, adultos y mayores volvimos a la escuela a aprender la mejor carrera de nuestra vida, como ser libres.

Tristemente las cosas han cambiado y esa construcción de un nuevo país, de una nueva forma de vida, se han convertido, en un acto simple de meter en un sobre el nombre de los que van a mandar sobre ti y los tuyos, aunque no estés conforme cuando ya realizan la gestión.

En la ley de leyes se dice que la soberanía nacional reside en el pueblo, es decir en ti, en mí y en todos los que nos rodean y hemos realizado una invitación formal a lo que tenemos y no nos engañemos, la culpa no es de los que nos representan en Congreso y Senado, sino de que no los elegimos con una mínima responsabilidad de lo que hacemos.

¿Os imagináis que ocurriría si hubiese un registro de votaciones en donde se pudiese consultar lo votado por cada uno en las últimas dos elecciones? ¿Os imagináis que si se repitiese en dos ocasiones seguidas la misma elección por un elector y se nos multase si criticásemos sus actuaciones si estas hubiesen estado en su programa? Nos hundiríamos en la miseria y con la situación que estamos viviendo sería la bancarrota definitiva. Es imposible y es bueno que sea imposible, pero esa sería desgraciadamente la forma de instaurar la responsabilidad en lo que se vota.

Echo de menos esa ilusión con la que se construyó la nueva España, con políticos que no eran clase, sino verdaderos representantes, respaldados por un pueblo que no permitió ni un paso  atras, y sino que se lo digan a Tejero, el del 23F.

Ahora, siento la necesidad de levantar mi voz, pues como persona y ciudadano de España, no puedo permitirme el no ejercer mi derecho a la libertad de expresión y a lanzar mis opiniones, mis pensamientos y mis pareceres, todo dentro del respeto, pero sin olvidar jamas que tengo opinión y por lo tanto opino.

Ahora, espero vuestras opiniones.

Saludos

Anuncios

One comment

  1. emhso · diciembre 14, 2015

    Eso debería de ser pero ni se si ya será posible

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s